Saltar al contenido

Almeida retrasa a noviembre su decisión sobre los 10.000 m2 municipales de la concesión franquista en Luna


El Ayuntamiento de Madrid no tiene intención de mover ni un papel relacionado con los edificios municipales de la plaza Luna hasta finales de noviembre. Esperará a que acabe la concesión franquista que ha durado 50 años para comprobar el estado de estos 10.000 metros cuadrados de oficinas y locales comerciales propiedad del Ayuntamiento, situados a un paso de Callao y Gran Vía.


Una empresa de parkings paga 383 euros al mes por dos edificios municipales en el centro de Madrid gracias a una concesión franquista

Una empresa de parkings paga 383 euros al mes por dos edificios municipales en el centro de Madrid gracias a una concesión franquista

Saber más

“El 22 de noviembre se podrá ver el destino de estos edificios”, aseguró el concejal de Centro, José Fernández, recordando las últimas palabras del delegado de Movilidad en el último pleno de Cibeles. “Tenemos que ver en qué situación jurídica se encuentran y si están libres de cargas”, argumentó.

El tema de los edificios de la plaza Luna (su nombre oficial es Soledad Torres Acosta) llegó al pleno por una propuesta del PSOE para poner en marcha una Mesa de Debate y Acuerdo, “formada por los organismos municipales competentes, la Junta de Distrito, los grupos políticos, las entidades vecinales”, para definir los futuros usos de los edificios. Tanto PP como Ciudadanos y Vox votaron en contra y tumbaron la propuesta, escudándose en los argumentos del concejal de Centro, que prefiere esperar hasta finales de año para empezar a tomar decisiones.

Las palabras del concejal de Centro, que dedicó el resto de su intervención en el pleno del distrito a recordar los equipamientos que se construyen durante su legislatura, arrojan dudas sobre la situación jurídica de los edificios. En la oposición no saben si está intentando ganar tiempo o sus palabras dejan entrever posibles problemas en los contratos de arrendamiento que suscribió la empresa concesionaria tanto en oficinas como en los locales situados en los bajos. Allí se ubican actualmente varios bares y restaurantes, un gimnasio, una tienda de papelería y un todo a cien.

Un alquiler de 383 euros al mes por dos inmuebles

El futuro de los edificios que ocupan lo números 1 y 2 de la plaza Soledad Torres Acosta es objeto de debate desde la publicación en Somos Malasaña que sendos inmuebles, de 10.000 metros cuadrados de oficinas y locales comerciales, finalizaban su concesión este año después de una década pagando un alquiler ridículo al consistorio.

Lo único que está claro a fecha de hoy es que el aparcamiento de la plaza Soledad Torres Acosta volverá a privatizarse, pese a tener un gran potencial de ingresos para la Empresa Municipal de Transportes, que actualmente gestiona el de Plaza de España con beneficios de hasta un millón de euros para las arcas públicas. El concejal de Centro explicó que el modelo de gestión de los aparcamientos en la ciudad lo tendrán que decidir los ciudadanos el año que viene: “Los vecinos se manifestarán en las elecciones si este gobierno estaba acertado o equivocado”.



Fuente: ElDiario.es – Malasaña

Compartir
Etiquetas:

Comparar