Saltar al contenido

Cartas de los lectores.- “Políticos y educación cívica” (sobre un evento celebrado en Colmenarejo)

Hoy, 25 de junio, hemos asistido mi marido y yo a un evento cultural organizado por la Comunidad de Madrid “El comercio a escena”, cuyo objetivo según el programa es  dinamizar, promocionar e innovar en el comercio de proximidad.

Se había montado para ello un escenario en la plaza, justo a las puertas del Ayuntamiento, intentando motivar a la asistencia con el reparto de tickets conseguidos con la compra de productos en dichos comercios. Cuando llegamos no presentamos ningún ticket, sin embargo se nos invitó a sentarnos, ya que el aforo no superaba las 25 personas contando a los representantes políticos, que ocupaban la primera fila reservada.

El espectáculo comenzó a las 12:00 con danza española. A pesar de que la música sonaba fuerte, se oía distorsionada por las conversaciones de los viandantes que compraban en los tenderetes situados enfrente o los que tomaban el aperitivo en las terrazas colindantes. No se respetaba el silencio necesario para que los bailarines y los cantantes pudieran concentrarse.

Siempre nos ha indignado comprobar el poco valor que concedemos en este país (y cada vez menos) a la cultura y las artes, y la falta de respeto con no pocas dosis de mala educación que han demostrado alguno de los asistentes voluntarios o involuntarios a dicho evento.

Los alcaldes de Colmenarejo, Galapagar y Torrelodones, varios concejales y la directora general de Comercio de la Comunidad de Madrid, este sábado en la plaza del Ayuntamiento de Colmenarejo

Pero no es sólo esto; suma y sigue: la actuación fue interrumpida para que la alcaldesa y una representante de la Comunidad de Madrid dijeran unas palabras. Si tuviera que comentar el discurso de la primera, la cual se limitó a leer (a mal leer diría yo), lo haría con la expresión “lleno de nimiedades”.

¿Era necesario interrumpir la buena actuación de los bailarines para obligarnos a oír unas palabras que quizá un alumno de cualquier instituto hubiera redactado mejor? Y respondo a la pregunta: claro que era necesario, porque el motivo de tal discurso vacío de contenido era hacerse la foto con el resto de los representantes políticos de la Comunidad de Madrid. Y así se hizo, señores: todos subieron al escenario para dejar constancia de su apoyo al comercio de proximidad.

Perplejidad en aumento

Pero nuestra perplejidad en relación con lo que he comentado antes acerca de la educación de los españoles subió en gradación ascendente cuando comprobamos que, una vez hecha la foto para la posteridad, todos los representantes políticos, salvo dos, se marcharon sin respetar ni interesarse para nada por el espectáculo, eso sí, dejando sus botellines de agua vacíos esparcidos por varios de los asientos que habían ocupado.

¿No se supone que son ellos los que debieran darnos ejemplo de educación cívica y de saber estar? Si los políticos son nuestros representantes y carecen de estas cualidades, cualquier argumento lógico terminaría deduciendo que este país no va por el buen camino.

Compartir

Comparar