Saltar al contenido
PlayRoom de The Social Hub Madrid

El eje plaza de España

Este verano abrió sus puertas TSH Madrid. Con el anglicismo soft opening, un nuevo alojamiento se instalaba en la ciudad de manera silenciosa, abriendo sus puertas no solo a huéspedes sino también a los vecinos de la zona (ese privilegiado eje entre Plaza de España, Príncipe Pío, el Campo del Moro y Templo de Debod) y a estudiantes de todo el mundo, que se instalaron poco a poco en su edificio-residencia.

Ahora, TSH Madrid se descubre como The Social Hub, “un lugar donde inspirarte y conectar” en palabras de Andrea Chao, General Manager del espacio. Es un hotel con categoría 4 estrellas, es un alojamiento para estudiantes y, sobre todo, es un nuevo centro de reunión, de trabajo y de ocio abierto a quien quiera cruzar sus puertas.

La bienvenida al número 28 de la Cuesta de San Vicente la da una obra de arte. Se trata del pasaje de Anna Taratiel, un laberinto de azulejos de colores en el que es difícil no pararse para hacer una fotografía. Toda una declaración de intenciones: entrar aquí es hacerlo a un espacio de creación e inspiración. “Son 14.000 metros cuadrados con espacios de coworking, habitaciones de larga estancia, habitaciones de hotel restaurante… y una programación curada y mensual para que puedan disfrutarla nuestros miembros y los vecinos del barrio”, dice Chao.

Imagen cedida por: The Social Hub (PlayRoom)

En la primera planta se deja ver el pasado del edificio (antigua imprenta del primer Boletín Oficial del Estado y lugar en el que también se instalaron las redacciones de la revista Semana y del diario deportivo AS). Las máquinas de escribir de la época forman ahora una instalación situada al lado de la escalera original de madera (completamente restaurada).

Y allí, al fondo, Misión Cafe. La cafetería de especialidad (con café de Hola Coffee) de la calle de los Reyes se ha instalado aquí para presentar un nuevo concepto: en este Misión, los desayunos se convierten en comidas, en vinos naturales y también en deliciosos cócteles.

El hotel llega al cielo de Madrid, en su rooftop distribuido en tres niveles, cada cual más cerca de las mejores vistas: unas privilegiadas al Palacio Real y a la vegetación de Campo del Moro.

Desde aquí arriba, entre obras de arte, color, la piscina, una barra con la mejor mixología… se celebra cada jueves una de las actividades abiertas a todo el mundo: el ya famoso afterwork para celebrar la llegada del fin de semana con sesiones de DJ en directo, coctelería y una carta gastronómica preparada para sorprender y compartir. Una de las zonas más privilegiadas del hotel… ¿y de Madrid?

La programación de The Social Hub

“Charlas educativas, clases de lenguas de signos, intercambios de idiomas, yoga, meditación, bootcamps… Tenemos vecinos que vienen a teletrabajar al lobby, en nuestro espacio flexible, y se acaban interesando por nuestra propuesta cultural y artística. Queremos ser un referente en el barrio con toda esa diversidad en el que se pueden sentir identificados”, comenta Chao.

Un calendario que presenta interesantes eventos mensuales este mes de noviembre, como Moonlight Run en la Casa de Campo, una carrera bajo la luz de la luna para recargar energías. Además, Chakra Yoga los lunes, clases de lengua de signos los martes, sesiones de bootcamp los miércoles, meditación con cuencos tibetanos y clases de idiomas e intercambio los jueves…

Piscina de The Social Hub
Imagen cedida por: The Social Hub

A ello se le suman diversos talleres y charlas. Este noviembre, por ejemplo, en The Social Hub se celebrará un taller el 23 sobre codificación y otro de Introducción a la nube (el día 29); además, se inaugurará un club de lectura y se organizan “sesiones Open Up”, con profesionales de psicología y mindfulness.

Algunos de los eventos de la programación están abiertos a todo el público; otros, solo para huéspedes y miembros que pueden acceder a todos los recovecos de The Social Hub. Un sistema de membresía (con diferentes tipologías) articula un espacio sorprendente.

Los secretos del edificio

Hay lugares aquí dentro que guardan anécdotas históricas de la ciudad. Tal es el caso de la sala de misses, llamada así porque en ella se celebró el primer certamen de Miss España, un espectacular espacio acristalado; o esa sala de streamers preparada e insonorizada para hacer directos; o la habitación secreta, con una cama redonda, paredes acristaladas, y las juergas más salvajes.

The Social Hub cuenta con embajadores como Ella Kweku, Paco León, Palomo Spain, Gerard Estadella, Sara Granada Aguilella… Que resumen los valores de diversidad, perseverancia, arte, cosmopolitismo y creatividad que transmite el lugar.

The Social Hub
Imagen cedida por: The Social Hub (sala de Misses)

“Es un espacio lifestyle donde la gente viene a conectar, a divertirse, a inspirar y encontrarse todos esos mundos (digitales, artísticos) que viene a buscar en una ciudad como Madrid. Aquí, bajo el mismo techo te encuentras este modelo de hospitalidad híbrido”, dice Chao. “Abrimos la experiencia del cliente desde una edad joven (te alojas con nosotros como estudiante y te encuentras con esa conexión educativa y emprendedora, con start ups etc) a los nómadas digitales que se alojan y trabajan en nuestros espacios flexibles… Es decir, queremos estar en todas esas etapas vitales del cliente. Y ese es el futuro. Y en ello somos pioneros”, remata.


Fuente: madridsecreto.co

Compartir