Saltar al contenido

José Sacristán puso el teatro Alameda en pie con una soberbia interpretación de ‘Señora de rojo sobre fondo gris’ – Cultura – Tarifa – Tarifaaldia – Diario de Tarifa- Primer diario digital de Tarifa

El actor José Sacristán resplandeció anoche sobre la monocromática y gris escenografía del montaje de la obra Señora de Rojo sobre fondo gris, la obra autobiográfica que narra de manera desgarradora -en forma de monólogo- la crisis personal que el escritor sostuvo tras la muerte de su mujer, Ángeles Castro, recogido en este texto adaptado por el propio Sacristán, junto a José Sámano e Inés Camiña y que pone en escena Sabre Producciones, Pentación Espectáculos, TalyCual e IslaMusa.

 

La enorme presencia de José Sacristán llenó por completo el austero escenario y demostró su agilidad interpretativa, con múltiples matices poniéndose en el pellejo de Nicolás, en su refugio etílico ante la ausencia de inspiración y nostalgia de su esposa Ana que lo era todo para él.

 

Nicolás pasea por el gris escenario su paupérrima estampa contando sus miserias y regresando a través de sus recuerdos a emotivos encuentros con Ana, que le evocan el amor, incluso la pasión y sonrisas, que bruscamente cambian hacia la más honda pena y el vacío existencial cuando regresa a su actual soledad, imposible de mitigar ni con sus hijos, ni con sus nietos.

 

La obra y la interpretación de Sacristán están llenas de momentos realmente emocionantes, donde reprimir las lágrimas se hizo un ejercicio imposible para buena parte del público. Desde la encarcelación de su hija y su yerno por cuestiones políticas en la España de los estertores del genocida y dictador Franco, y los intentos de su mujer Ana por conseguir la libertad de los mismos, a sus celos -quizás profesionales, quizás como esposo- hacia García Elvira. Los primeros síntomas de su enfermedad, a las primeras visitas a los médicos con una certeza que no quiso, ver. Esa mirada sostenida ante su bello rostro deformado y después…. después la retrasada operación y un final no esperado, la muerte de Ana. Y después… después la soledad, la frustración, el refugio, el miedo ante un incierto futuro.

 

Un compendio de momentos desembocados en el retrato, de aquella esbelta mujer de guantes y perlas blancas, vestida con un traje rojo sobre un fondo gris. El cuadro que le pintará García Elvira, el que él no fue capaz de pintar. Y después….. después la oscuridad.

 

Un final de obra que parecía ser esperado por el público ávido por ponerse de pie y regalarle al actor un merecido aplauso que se prolongó en el tiempo obligándole a aparecer hasta en cuatro ocasiones, para pedir al público que parase y poder agradecerle al mismo la presencia ayer en el teatro y dedicarle su logro, su éxito a Miguel Delibes y a Ángeles Castro.

 

Ayer, el Otoño Cultural de Tarifa se cubrió aún más de gloria con la puesta en escena de Sacristán, pero con un reguero maravilloso en nombres como los de Ana Galiana, Carmen Posadas, Chavela Vargas, Martirio, Juan José Téllez y aún otros como los de Javier Ojeda, Pepa Rus o Yllana Teatro que han desfilado o desfilarán por las tablas del Teatro Cine Alameda en una envidiable programación desarrollada en el marco de Otoño Cultural 2022 desde la delegación municipal de Cultura, que dirige Fran Terán y gracias al esfuerzo de muchísimas personas para el disfrute de toda la ciudadanía, más allá de nuestros propios vecinos.

 

Fuente: Tarifaaldia :: Últimas noticias

Compartir

Comparar