Saltar al contenido

La cultura de la vendimia en España.

Septiembre y octubre son los meses del vino por excelencia, ya que se produce la vendimia, y la recogida de la uva para producir los vinos de nuestra tierra. El trabajo de recogida determinará el sabor y calidad del vino, por lo que es un proceso de vital importancia bastante costoso para los vendimiadores.

Existen numerosos factores previos al momento de la vendimia que son fundamentales para obtener unas uvas y un vino de calidad. Entre ellas destacamos: 

  • El clima anual. Las lluvias y las temperaturas anuales van a marcar la óptima maduración de la uva, unido a la fecha de su recogida. 
  • El terreno del año anterior. La correcta preparación del terreno de la anterior cosecha va a determinar el crecimiento de la uva y también su calidad. 
  • La fecha óptima de la poda. Los factores climatológicos van a determinar la fecha concreta de la poda que, dependiendo del año, será más tarde o más temprano.

Cada bodega tiene su propio proceso de vendimia adaptado a las características del terreno, tipo de uva y climatología anual, entre otros factores. Aunque de manera general se comienza la recogida con la uva blanca, siguiendo con la uva del vino tinto. 

 

Curiosidades sobre los tipos de vendimia

La recogida de la uva es el primer paso de todo el proceso de elaboración de los vinos y varía mucho dependiendo del terreno, clima y altitud. Es un proceso bastante costoso a nivel físico pero a la vez mágico. Un momento para compartir con familiares y amigos la recogida de la uva que, unos meses después, se convertirá en buenos vinos. 

Existen muchas curiosidades sobre el proceso de vendimia y la recolección, por aquí destacamos las más llamativas: 

  • La vendimia heróica se realiza, únicamente, en el 5% de terrenos de Europa donde los vendimiadores tienen que recoger la uva de terrenos muy inclinados y que, en ocasiones, es necesario arneses y sujeciones de seguridad.
  • Otra recogida de la uva bastante curiosa y a la vez útil es la recogida nocturna, en muchos terrenos se realiza para controlar mejor la temperatura. Realizar este tipo de vendimia favorece el ahorro de energía, evita la fermentación temprana de la uva y facilita su recogida a los vendimiadores ya que se evita las horas de sol. 
  • Cuando los terrenos son muy extensos en ocasiones se hace la vendimia escalar, que consiste en la recolección de la uva de manera escalada, en momentos diferentes acorde con el grado de maduración de los racimos. 
  • La vendimia tardía está caracterizada por recolectar la uva mucho más tarde de su recogida óptima para elevar su nivel de azúcar y obtener vinos con más graduación de alcohol. 

 

Fiestas de la vendimia

En toda España tenemos gran variedad de terrenos y climas, lo que permite tener gran variedad de sabores y tipos de vino acorde con la tierra donde crece la uva. Y unido a la vendimia anual, muchos pueblos hacen fiestas en torno a este momento tan reseñable. 

Además de hacer la dura tarea de vendimiar y elaborar el vino en las diferentes barricas, se celebran fiestas regionales en numerosos pueblos para compartir este momento en un festivo. Desde verbenas hasta catas de vino e incluso la famosa pisada de la uva que ya se ha convertido en un sello de la vendimia tradicional donde numerosas personas pisan las uvas en recipientes de madera para extraer su mosto. 

 

El momento perfecto para compartir

Sabemos que toda esta tarea anual supone para los vendimiadores y propietarios de los terrenos un sobreesfuerzo físico para obtener la mayor calidad en los vinos. Pero también sabemos que la vendimia es el momento perfecto para compartir y para juntarse a comer después de un día duro. 

Entre risas, anécdotas y buena comida se elabora el buen vino y también las buenas historias, porque no hay nada mejor que sentarse alrededor de una mesa para vivir una buena historia con vino

 

 



Fuente: Mejor Con Vino

Compartir
Etiquetas:

Comparar