Saltar al contenido

La Fed y sus recortes de liquidez tienen consecuencias negativas en los mercados

La Reserva Federal está reduciendo la liquidez del sistema. Los activos de la Reserva Federal alcanzaron su punto máximo más recientemente el 30 de marzo, cuando se alcanzó 8,92 billones de dólares activos. Desde ese momento, la Fed ha ido recortando el tamaño de su balance.

Si nos ponemos en antecedentes, a partir de marzo de 2020, la Reserva Federal tomó una serie de medidas extraordinarias en respuesta a las tensiones y lesiones económicas extremas en el sistema financiero global que fueron desencadenadas por la pandemia.

Pero en marzo de este año, fruto de la fortaleza reciente en el mercado laboral y la inflación elevada, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) decidió poner fin a las compras netas de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas (MBS, por sus siglas en inglés). Había que sacar liquidez del sistema.

En un entorno inflacionario como el que enfrenta el mundo actualmente, rebajar el balance tiene como objetivo absorber el exceso de liquidez del sistema financiero, estabilizando y eventualmente elevando los tipos de interés. No es lago nuevo en 2019, había permitido que sus tenencias de bonos simplemente maduraran en lugar de reemplazarlas con una emisión más nueva. Esto se conoce como ajuste pasivo.

¿Cómo lo está haciendo ahora? A partir de junio de 2022, los pagos del principal de los valores mantenidos en la cartera de la Fed se reinvierten en la medida en que superan los límites mensuales. En el caso de los valores del Tesoro, el límite se fijó inicialmente en 30.000 millones de dólares al mes y, al cabo de tres meses, pasó a 60.000 millones de dólares al mes.


La disminución de los valores del Tesoro en virtud de estos límites mensuales incluirá los valores con cupón del Tesoro y, en la medida en que los vencimientos de los cupones sean inferiores al límite mensual, las letras del Tesoro. En el caso de la deuda de las agencias y los MBD, el límite se marcó inicialmente en 17.500 millones de dólares al mes y, al cabo de tres meses, llegó a 35.000 millones de dólares.

A medida que los inversores absorben el aumento neto en la emisión de MBS del Tesoro y de las agencias y los mercados monetarios pasan a niveles más bajos, una reducción significativa en las tenencias, se aumenta un ajuste importante en los balances del sector privado.

Consecuencias en los mercados de sacar la liquidez del sistema

A raíz de esta decisión, los índices de precios de las acciones en general han ido disminuyendo, ya que
de los inversores sobre las perspectivas de la inflación y los y los beneficios del segundo trimestre, que fueron mejores de lo que se temía, se vieron compensados por una política más restrictiva de lo previsto.

Si nos centramos en el S&P500, anota una caída del 22,69% en lo que va de año. Las grandes caídas las concentra en los meses posteriores de los recortes de balance: Abril (-8,80%), agosto (-4,34%) y septiembre (-9,34%).

lñ

Una de las consecuciones de las restricciones de liquidez de la Reserva Federal es que los tipos reales de del bono estadounidense a 10 años han subido hasta el 1,69%, el nivel más alto desde 2009 con la gran crisis. Por su parte, la rentabilidad del bono alcanzaron su nivel más alto desde junio de 2008.

Ffdqovixebge3op

Los diferenciales de los bonos corporativos se redujeron ligeramente, en términos netos, y se mantuvieron aproximadamente en los puntos medios de sus distribuciones históricas. Como reflejo de los aumentos de los tipos de interés y de los diferenciales de los bonos corporativos, la rentabilidad de los bonos se redujo ligeramente en términos netos y se mantuvo aproximadamente en los puntos medios de su distribución histórica.

Fuente: El Blog Salmón

Compartir

Comparar