Saltar al contenido

La Gran Vía de Madrid tendrá un nuevo hotel en un edificio que llevaba años abandonado

En la Gran Vía de Madrid, la cuarta calle más transitada de Europa y una de las arterias principales de la ciudad, tiene cabida prácticamente todo: desde fachadas que esconden edificios misteriosos hasta esculturas que coronan sus azoteas. Y dentro de unos meses el número 60 de la calle, distinguible por la gran escultura de El Atlante situada en lo alto del edificio, dará cabida a un nuevo hotel.

Así lo detalla una información publicada por El Confidencial, que recoge que el Ayuntamiento ha dado el visto inicialmente bueno al Plan Especial que transformará el inmueble en un hotel. Según ha podido saber dicho medio, supondrá «una inversión de 5,9 millones de euros y una facturación anual en torno a los 3,4 millones».

El edificio fue construido en los años 30 por Emilio Ortiz de Villajos Müller y coronado con una escultura de más de siete metros, obra de Victorio Macho. Y a pesar de su céntrica ubicación ha permanecido abandonado durante cinco años, con la excepción de los locales comerciales.

¿Qué se sabe del nuevo hotel?

El edificio cuenta con 12 plantas, sótano y una superficie total construida de más de 5.000 metros cuadrados. A nivel patrimonial, está incluido en el catálogo de edificios protegidos. Una protección que según la memoria del proyecto consultada por El Confidencial queda asegurada, ya que la propuesta permite «la restauración y recuperación de los elementos arquitectónicos que motivaron la catalogación del edificio como Nivel 1 Grado Integral».

El cambio de uso del edificio como hotel incrementará su aforo total hasta alcanzar las 472 personas y se le dotará de 45 plazas de aparcamiento. Por otro lado, está previsto que el nuevo hotel abra en unos meses.

Otros edificios reconvertidos en hoteles

El caso de este edificio de Gran Vía viene a engrosar una lista que cada vez es más numerosa: el de los edificios de Madrid que se reconvierten en hoteles. Es el caso de un antiguo convento de Chueca de más de tres siglos de antigüedad, que hasta 2017 fue sede de UGT y reabrirá como un hotel con 41 habitaciones.

Muchos de ellos, además, abrirán como hoteles de lujo, como el emblemático Edificio Metrópolis. Y es solo uno de los ejemplos de alojamientos de este tipo que proliferan en el Centro de la capital, al que se suma, por ejemplo, Madrid Teatro: un proyecto de Pescaderías Coruñesas que reformará el Teatro Reina Victoria, el Edificio Meneses y la Casa Allende para convertirlos en un complejo hotelero con teatro.


Fuente: madridsecreto.co

Compartir
Etiquetas: