Saltar al contenido

Las burgers que ganaron el premio a la mejor de España en Valencia llegan a Madrid

Primero el hobby y luego la profesionalización. Álex González y Ezequiel Maldjian se conocían de algunos años atrás, Álex le preguntó a Ezequiel si quería ir a Nueva York a probar hamburguesas, Ezequiel aceptó, se fueron juntos y comieron 15 hamburguesas en 4 días. Ahí es cuando crearon una cuenta de Instagram, empezaron a evaluarlas, las colocaban en un ranking y experimentaban en el restaurante que la madre de Álex tiene en el Puerto de Sagunto.

Mediante ese restaurante (Singular & Co) presentaron las hamburguesas que habían aprendido a hacer y así es como ganaron el premio a la mejor hamburguesa de España en 2018 (como en su día lo ganó Juancho’s BBQ o Junk Burger). La hamburguesa sigue en la carta y tiene vaca rubia gallega madurada entre 50 y 90 días, queso cheddar, bbq de mamá, bacon, cebolla caramelizada y crema camembert (se vende por 10,5€).

Y la apertura del restaurante

Después de una consolidación radical conseguida en los últimos años, el plan de Álex y Ezequiel es crecer y llegar a lo que Álex llama “la Champions League”. Añade: “Lo que quiero es tener más retos, no quiero que el próximo paso sea abrir en Castellón o Alicante”.

Esta es una reflexión al hilo de la competencia extrema que hay en Madrid en el caso de las hamburguesas. Álex es optimista y añade: “Creemos que nos va a ir bien por dos motivos. El primero es que en verano nuestros restaurantes de Valencia se llenan de gente de Madrid (hacen parada para comer: hay una clientela ahí latente que nos espera). Y el segundo es que todos lo hacen muy bien, pero de forma muy distinta a nosotros: nos basamos en la potencia de la carne”.

La forma distinta de hacer las cosas

Crédito editorial: Hundred Burgers

El caso de Hundred Burgers bien se podría parecer a la cita de que los grandes artistas copian y los genios roban. Las hamburguesas de Hundred son una Frankenstein de las cosas que más les ha gustado en otras hamburgueserías: el pan es a imitación del de uno que hacen en París y la carne madurada se inspira en otra hamburguesería de Brooklyn.

Pero si hay un valor añadido al que hace referencia Álex es el proceso: “lo que nos diferencia es que todo lo hacemos nosotros: maduramos las carnes, las picamos, el pan lo hacemos nosotros, boleamos, amasamos y hacemos todo a diario sin aditivos ni congelación”.

Esto, que es un factor diferencial, es precisamente lo que trastabilla la llegada a Madrid, que prevé ser en marzo o en abril del 2023. Además de un local, necesitan un obrador con sala de despiece, una zona donde se hagan las salsas, el pan, etc. Y si todo va bien, la ampliación aspira a ser mayor: tres o cuatro locales más en la Champions League. Por lo pronto todavía falta medio año para su llegada, que seguramente será al barrio de Salamanca o al de Chamberí.


Fuente: madridsecreto.co

Compartir
Etiquetas:

Comparar