Saltar al contenido

mayor calidad, ropa más duradera y precio similar

La guerra ha empezado en la Gran Vía. Pero que no cunda el pánico, hablamos de manera figurada, aunque se trata de una ‘guerra’ en sí y se libra en el terreno del textil, donde ha dominado hasta ahora claramente el grupo Inditex con mucha ventaja sobre sus (pocos) competidores.

Inditex ha llenado de marcas el mercado en estos últimos años para copar todo el espectro posible, pero poco a poco sus competidores le van poniendo las cosas difíciles. Primero fue Primark, abriendo en esta misma arteria comercial (quizá la más importante de España) su flagship, un mastodonte que se llena prácticamente a diario.


Pero ahora la cosa se pone todavía más interesante con el desembarco en el mismo lugar de otro de sus principales rivales. Hablamos de Uniqlo, la cadena textil japonesa que ha abierto su segunda tienda en la capital justo en frente del Zara de Gran Vía, mirando de tu a tu a su rival y desafiándole en esta batalla por el favor del consumidor y, precisamente, en el entorno más desconcertante de los últimos años.

Porque la inflación y el cambio radical que está dando Zara han hecho que la llegada de Uniqlo a Gran Vía no sea una cuestión baladí y plantea un nuevo escenario en el que Inditex debería estar, al menos, intranquilo.

Más calidad…al mismo precio que Zara

Uniqlo ha destacado en el sector textil por sus prendas atemporales que conforman el fondo de armario perfecto con una gran calidad a precios asequibles aunque algo más elevados que la media del mercado del ‘fast fashion’.

Es decir, el precio medio por prenda es de 50 euros más o menos, pero la calidad y, lo más importante, la durabilidad, es superior a sus competidores. Además, introduce un componente tecnológico en sus prendas que hacen que sus plumíferos abriguen mucho y apenas ocupen espacio, por ejemplo.

¿Qué pasa con Zara? Pues que, como todos sabemos, basa su éxito en prendas de tendencia que generan un tremendo efecto de deseo pero cuya vida útil (hasta que llega la siguiente tendencia) es muy corta. Y aunque ese modelo le ha funcionado siempre, ahora ya no es igual.

Porque sus precios ya no son los que eran y están más próximos a los de Uniqlo, pero sin su calidad y su innovación. Y en un entorno en el que hay que recortar el gasto, los consumidores pueden empezar a elegir básicos de calidad que les vayan a durar más tiempo frente a la tendencia volátil.

Además, se incluye el elemento de compra consciente que empieza a imperar en el consumo y que es más necesario que nunca en los tiempos que corren. Por lo tanto, a Zara se le pueden complicar las cosas, pues el mundo va cambiando y su modelo de negocio ya no triunfa como antes, pues sus precios escalan pero su calidad, no.

Así que, entre un jersey de Uniqlo de 60 euros y uno de Zara…puede que el cliente prefiera el de Uniqlo si quiere tenerlo en el armario en buen estado más de seis meses.

Fuente: El Blog Salmón

Compartir
Etiquetas:

Comparar