Saltar al contenido

Nuestra Asociación presentará al Ayuntamiento un proyecto para la adaptación del municipio a la nueva ley de Cambio Climático – AVMajadahonda


Continuando con la ronda de presentación de la nueva Junta Directiva de la AVM ante los diferentes agentes políticos institucionales, el pasado día 15 de marzo, nuestro presidente, Zacarías Martínez, mantuvo una reunión con la Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Majadahonda, Marina Pont, en la que se abordaron algunos temas de importancia para la ciudad.

En primer lugar, se le entregaron los resultados de la encuesta ciudadana que elaboró la AVM a lo largo del año pasado sobre medio ambiente, en la que se pone de manifiesto con claridad que los temas relacionados con el cambio climático y su incidencia en Majadahonda constituyen un elemento de radical preocupación para la ciudadanía. Marina Pont, por su parte, mostró su interés por tales conclusiones, comprometiéndose a revisarlas con detalle y a ponerlas en común en futuras reuniones.

Puedes AQUI acceder a los resultados de la encuesta

Marina Pont, concejala de Medio Ambiente

De igual modo, nuestro presidente preguntó a la Concejala Delegada de Medio Ambiente si el Ayuntamiento había puesto ya en marcha los proyectos medio ambientales necesarios para adaptar nuestra ciudad a las exigencias de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética, teniendo en cuenta que tales previsiones deben ponerse en marcha antes del año 2023. Marina Pont manifestó que, de forma incipiente, se habían empezado a revisar tales medidas, sin haberse ido aún más allá, por lo que se le ofreció el impulso de la AVM en la materia. 

Zacarias Martínez, presidente de la AVM

De ello salió el compromiso por parte de la asociación de entregar al Ayuntamiento un informe que describa los proyectos que deberán ponerse en marcha para contribuir a que Majadahonda esté medioambientalmente adaptada a la ley.

Así, el informe se apoyará en las principales áreas desarrolladas por la ley en su artículo 14.3:

Los municipios de más de 50.000 habitantes y los territorios insulares adoptarán antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad incluyendo, al menos:

a) El establecimiento de zonas de bajas emisiones antes de 2023.

b) Medidas para facilitar los desplazamientos a pie, en bicicleta u otros medios de transporte activo, asociándolos con hábitos de vida saludables, así como corredores verdes intraurbanos que conecten los espacios verdes con las grandes áreas verdes periurbanas.

c) Medidas para la mejora y uso de la red de transporte público, incluyendo medidas de integración multimodal.

d) Medidas para la electrificación de la red de transporte público y otros combustibles sin emisiones de gases de efecto invernadero, como el biometano.

e) Medidas para fomentar el uso de medios de transporte eléctricos privados, incluyendo puntos de recarga.

f) Medidas de impulso de la movilidad eléctrica compartida.

g) Medidas destinadas a fomentar el reparto de mercancías y la movilidad al trabajo sostenibles.

h) El establecimiento de criterios específicos para mejorar la calidad del aire alrededor de centros escolares, sanitarios u otros de especial sensibilidad, cuando sea necesario de conformidad con la normativa en materia de calidad del aire.

i) Integrar los planes específicos de electrificación de última milla con las zonas de bajas emisiones municipales.”



Fuente: AVMajadahonda

Compartir

Comparar