Saltar al contenido

Una exposición al aire libre se instala entre Recoletos, Cibeles y el Prado

El eje madrileño en el que se sitúan algunos de los museos más importantes de la ciudad (Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza o el Museo Reina Sofía) no solo están conectados por lo que podría ser una línea recta, sino también por una docena de obras de arte a pie de calle.

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto sobre sus aceras la obra del escultor gallego Manolo Paz ­–que ha estado los últimos meses en el casco histórico Santiago de Compostela– para celebrar el aniversario del Paisaje de la Luz, el reconocimiento que dio el año pasado a esta zona el título de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La distancia que nos une

La exposición recibe el nombre de La distancia que nos une y alude a la unión entre cultura, Camino de Santiago y lengua. Algunas de las obras que se encuentran son Mundos de piedra (frente al Thyssen y en su interior); Diálogo, Mariposa y Mundo cortado (en Cibeles); u Horizonte (en paseo de Recoletos). El total de doce obras se distribuyen entre paseo de Recoletos, Cibeles y el Prado.

La exposición, que se instaló el pasado viernes y permanecerá en estas céntricas arterias de Madrid hasta el 11 de diciembre, fue presentada por los representantes políticos de Madrid. Andrea Levy, delegada del Área de Cultura Turismo y Deporte, dijo que es “una buena carta de presentación para aquellos que se acerquen a esta zona que atesora espacios culturales de incontestable prestigio, como el Museo del Prado o el Museo Thyssen-Bornemisza”.

También Andrea Levy reconoció la pretensión tras la puesta en marcha de esta exposición al aire libre: “ensalzar este espacio, reconocido ya mundialmente desde 2021, y situar a Madrid en el foco de la vanguardia artística”.


Fuente: madridsecreto.co

Compartir

Comparar