Saltar al contenido

Kevin Andreu: “La tendencia del sector es el ahorro de costes apostando por los extractos de lúpulo”

Kevin Andreu es uno de los referentes del sector de la cerveza artesana en España. Fundador de Cervesa Marina y Birrasana junto a su hermano, Josep, es la cara visible de BartHaas en España. Conoce el sector prácticamente desde todos los puntos de vista. Con él hemos analizado el momento del sector en España y sobre todo, el mercado del lúpulo, su principal línea de acción en la actualidad con BartHaas.

¿Cuales son los puntos fuertes de BartHaas, una empresa con una larga trayectoria?

Somos una empresa legendaria, con dos siglos trabajando en el tema del lúpulo. La experiencia está basada en la calidad del producto. Analizamos todos los lotes de lúpulo que llegan a Europa. La normativa americana no es la misma que la europea. Los analizamos para dar al mercado un producto óptimo. También hacemos analíticas sensoriales de todos los lotes y eso sirve mucho para cuando tienes que hacer un diseño de receta. Por ejemplo, cuando un cervecero tiene en mente una receta, este análisis te ayuda mucho a escoger.

Otro punto fuerte es la presencia mundial. La sede madre está en Alemania, Estados Unidos, Australia y desde Inglaterra está la base para todo el craft de Europa. Todo el equipo comercial de la empresa hemos sido cerveceros y cuando vamos a hablar con un cervecero sabemos lo que pasa al otro lado. Conocemos todos los problemas que tiene un cervecero en fábrica y eso te da una proximidad y un entender muy claro. Los clientes nos valoran mucho porque la empatía, el conocimiento y el conocer el mercado lo tenemos claro. Llevamos muchos años trabajando dentro del mercado. Por ejemplo, yo empecé como homebrewer. Fui miembros de la Asociación de Cerveceros Caseros Españoles; estoy en la Junta de Gecam, tenemos fábrica, organizamos el Birrasana…somos gente que vivimos el sector y lo conocemos muy bien.

¿Qué análisis haces del mercado para este 2023?

Cada día hablo con cerveceras. Creo que el mercado está inmerso en un momento de incertidumbre. Está claro que hay más oferta que demanda en España y eso se tiene que regularizar de alguna manera. Es un problema que parte de lo que ya llevamos arrastrando desde el Covid y ahora se le une el incremento del precio de las materias primas. El + coste nos ha subido a todos los productores y el mercado no te acepta la subida de precios. El consumo ha bajado. 2023 va a ser un año de incertidumbre. Va a haber cierres de fábricas y por otro lado tenemos una competencia muy fuerte de las industriales. Cuando un consumidor, que no es muy entendido, va al lineal del supermercado y ve una IPA industrial a menor precio, le da igual. Ahí tenemos la guerra perdida. Todos estamos teniendo problemas. Las grandes están teniendo problemas y las pequeñas están intentando vender como pueden.

¿Por dónde va el futuro de las cerveceras pequeñas?

El futuro para las pequeñas son los tap room. Trabajar local, hacerte con una parroquia fiel. Mi consejo no es invertir en tanques sino en un local propio con tus propios márgenes.

A nivel internacional, ¿cual es la situación del mercado internacional?

En el exterior, me gusta Francia, que está viviendo su edad de oro. El producto francés lo valora y compra producto francés. La economía está mejor que aquí y vas a los bares especializados y entras en un bar con diez tiradores, ocho son de birra francesa. Ya me gustaría que eso fuera así aquí. No nos acabamos de creer el buen producto que estamos haciendo. En Francia nos están pasando por encima. Están multiplicando la producción y consumiendo propio.

BartHaas está en la base de la cadena cervecera. Por los lúpulos que os están contratando, ¿por dónde va a ir el sector en cuanto a estilos durante los próximos meses?

En cuanto a estilos, la IPA sigue siendo la número uno, pero creo que la tendencia de los zumos dobles, triples y todo eso, ya está bajando. Los precios que hay que pagar por ese tipo de cerveza es muy elevado y la tendencia del consumidor ya no va por ahí.

Parece ser que todos tenemos hoy en día una Lager. Eso, hace cuatro años era impensable. Todos empezamos muy valientes con las IPAS, Dobles Ipas…El consumidor no tenía el paladar para eso. En cuanto a estilos Ipa, hazy y pale ale, cervezas lupuladas va a seguir habiendo. Esto es una tendencia que ya lleva mucho años en EEUU. Es un sector que no para de experimentar. Yo lo comparo con la cocina. Una IPA o una Pale Ale bien refrescante no va a pasar nunca de moda. El Citra y Mosaic siguen siendo los lúpulos más vendidos y contratados para los próximos tres años. Las IPAS van a seguir estando, pero quizá no veremos tantos zumos en los grifos.

Y en cuanto al lúpulo, ¿cuales son las tendencias?

En cuanto al lúpulo, estamos viendo un descenso de la utilización masiva de cada lote de lúpulo. El camino por el que vamos nosotros es el de intentar ayudar al cervecero a ahorrar y optimizar en los costes de producción. Por eso estamos trabajando en el ahorro de los costes con los extractos de lúpulo, dando un producto consistente, derivado y natural, con otro formato y con un ahorro en el proceso. Con ello, le das estabilidad en el producto y ahorro en costes logísticios, ahorrando espacios y transportes. La gente necesita optimizar los procesos y les estamos dando herramientas. Llevamos mucho trabajo en I+D. Son productos exclusivos.

¿Y qué variedades se están imponiendo?

Hay algunas variedades nuevas. Tenemos una empresa, Hop Bridrink Company, que es una joint venture para nuevas variedades. Estamos trabajando con la gente de Yakima en estos proyectos. Tenemos mucha inversión en I+D. Por ejemplo los extractos, empezamos con citra y Mosaic y ahora ya estamos ampliando.

El último informe de BartHaas avisa de una disminución de la cosecha de lúpulo a nivel mundial. ¿Cómo puede cambiar esta tendencia el sector?

Está claro que el cambio climático, al ser un producto natural, nos está afectando. Variedades como Saaz , están sufriendo mucho. Hemos tenido que frenar nuevos contratos. Es un peligro que está ocurriendo y más rápido de lo que nos pensábamos todos. Estamos trabajando en I+D en variedades que puedan aguantar más. Es algo que también ha pasado en Inglaterra donde también ha descendido la producción de variedades. La crisis climática no pensábamos que nos iba a afectar tan pronto y tan duramente. Puede cambiar la historia de la cerveza como la utilización de ciertos lúpulos para recetas. ¿Quién te dice que no puedes hacer una receta de lager con lúpulo americano o australiano? La tendencia es que vamos hacia eso.

¿Cómo está afectando la escasez al mercado español?

Pues diciendo que no a los clientes. También hacemos un trabajo de decirles a los clienters que no esperan hasta el último momento.

En todo este contexto de incertidumbre y cambios, ¿cual es la fortaleza de este sector?

La fortaleza está cuando pruebas una cerveza. Hemos mejorado mucho. Tenemos grandes profesionales trabajando, que se pueden comparar con cualquier otro a nivel mundial. Tenemos muy buen producto. La clave es ¿por qué no se vende más? ¿Por qué no los sabemos promocionar más? No lo sabemos vender. Cada uno va por su camino. Tenemos que hacer un trabajo importante como en Inglaterra, cuando se creó la Brewers Association.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Fuente: factoriadecerveza.com

Compartir
Etiquetas: